Cinco señales claras de que necesitas un ERP

Cinco señales claras de que necesitas un ERP

En los últimos años, tecnología y software han ido creciendo de la mano del mundo empresarial; y esto tiene una sólida razón de ser. El cliente está online, y cuando estás online, todo adquiere proporciones y velocidades titánicas: clientes, información, competencia…


A día de hoy, una empresa competitiva necesita gestionar sus procesos de la manera más eficaz posible, para no perder clientes, para no quedarse obsoleta. A día de hoy, una empresa competitiva necesita un ERP.

¿Así que crees que no necesitas un software de gestión empresarial? Veamos si tu empresa presenta alguno de estos síntomas:

-Tu negocio está creciendo: Te expandes; tienes cada vez más clientes y más responsabilidades, ergo muchísima más información que gestionar.

Es posible que necesites ampliar tu plantilla de empleados, rediseñar tus estrategias de venta, o incluso expandirte hacia el comercio virtual. ¿Serías capaz de gestionar una a una y con acierto toda esta nueva serie de vicisitudes?

Necesitas una herramienta que crezca contigo, que se adapte a las exigencias de tu demanda y a las necesidades internas de tu propio negocio.

Deberías tener la tranquilidad de saber que puedes expandir tu negocio y llevarlo hasta donde tú quieras sin temor a que esa expansión te sobrepase. Un buen software ERP se ocupa de apoyarte en la gestión de tu negocio mientras crece.

-Tienes una herramienta diferente para cada proceso: Cada departamento emplea un software de gestión diferente, dando lugar a una mala comunicación interdepartamental, lo que a su vez aumenta la posibilidad de cometer errores y ralentiza el flujo de trabajo. La organización de tareas no unificada puede dar lugar a situaciones caóticas.

Un ERP condensaría toda la información en una única base de datos que se actualizaría progresivamente, para que todos los miembros de tu empresa conozcan en cada momento la información necesaria para ejecutar correctamente sus tareas.

-Excel sigue siendo el rey: Puede que Excel te resultase útil en un principio. La acumulación de información en hojas de Excel acaba por derivar en una situación muy poco práctica. Necesitas tener la capacidad de acceder a tus datos de forma organizada, tanto como si quieres consultar rápidamente un detalle concreto, como si necesitas obtener una visión en conjunto de todos ellos. La contabilidad de la empresa se ve especialmente afectada por esta desorganización, incurriendo en diversos errores.

La unificación de datos y tareas que te aporta un ERP reduciría al mínimo el margen de error y tu carga de trabajo en temas financieros y de contabilidad. Todas las funcionalidades de un ERP trabajan de forma coordinada para asegurarte una mínima pérdida de tiempo.

-No tienes acceso sencillo a la información sobre tu empresa: ¿Conoces realmente la trayectoria de tu empresa? Puede que no te imagines cuán importante es poder visualizar los datos de tu empresa de manera global. La información dispersa suele implicar un desconocimiento sobre el estado de una empresa, lo que dificulta procesos importantes como la toma de decisiones.

La base de datos unificada que te proporcionaría una buena solución ERP, te otorgaría la capacidad de visualizar tus datos a tantos niveles como desees. Conocer el punto en el que una empresa se encuentra es el primer e indispensable paso para hacerla avanzar.

-El servicio de atención al cliente tiene problemas: Los datos de tus clientes no están actualizados, tienes problemas con la gestión de inventarios, y todo esto repercute en el departamento de ventas y, por consiguiente, en la fidelidad y confianza del cliente.

Si contases con un ERP, todos los departamentos de tu empresa tendrían acceso a la misma información actualizada, lo que les permitiría trabajar de manera coordinada, cumpliendo plazos y evitando errores.

Si tu empresa tiene alguno de estos problemas, es  señal de que necesitas un ERP para apoyarte en tus gestiones.

Fuente: trecebits.com

Leave Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *