El ‘boom’ de la integración

El ‘boom’ de la integración

Introducir en un solo paquete, los datos de producción, ventas, compras, logística, contabilidad (de varios tipos), gestión de proyectos, GIS (sistema de información geográfica), inventarios y control de almacenes, pedidos y nóminas, en el pasado era una labor mesiánica para cualquier desarrollador de software.


Hoy, cuando se habla de ERP, para referirse a los sistemas de planificación de recursos de la empresa (Enterprise Resource Planning), se puede decir que la misión está cumplida. Pues, anteriormente, los paquetes eran aislados, había ineficiencia y duplicación de información, ahora las cosas han cambiado y las compañías en general son mucho más eficientes. No sólo pueden saber cuanto hay en inventario, sino cuánto se ha pedido y si no hay suficiente. También, en el área de producción, cuándo poner una orden de compra y planificar la producción basado en el plan de ventas y a través de un análisis de provisiones. Toda esta información la podrán ver desde una pantalla y hacer más ágil y eficiente su trabajo.

El sistema ERP mejora todas las áreas de la compañía

Según un experto, se trata de “un sistema integrado y no hace falta que las distintas áreas estén ingresando la misma información. Por ejemplo: una persona de ventas que está en la línea y quiere saber si tiene algo en inventario, no tendría que llamar al almacén para verificar la disponibilidad, sino que lo vería en línea. También podría ver si el producto ya está comprometido con otro vendedor”.

 La tendencia de demanda está cambiando. Por más de 20 años estuvieron destinados a ser sólo utilizados por empresas multinacionales y grandes corporativos. Hoy, por la reducción dramática de costos de software e implementación se están convirtiendo en una de las inversiones con mejor retorno para las pymes.

Entre sus ventajas, les permite a las compañías recuperar el control activo sobre sus respectivos ambientes administrativos y de operaciones, aumentando su eficiencia y rentabilidad.  En cuanto al retorno de inversión, uno de los puntos neurálgicos que aparecen a la hora de tomar la decisión de implementarlo, se sabe que la recuperación de costos con un ERP se refleja en reducción de costos administrativos, reducción de costos operativos e incremento de la productividad.

 El tiempo para articular al 100% todos los procesos también puede variar, “depende del tamaño de la empresa y los procesos que se deban ajustar”.

La implementación adecuada de este sistema trae una serie de ventajas a la compañía. Estas son algunas de las más importantes. Integración absoluta y eficiente de procesos empresariales de negocios en las áreas de finanzas, gestión del capital humano, gestión de operaciones y servicios empresariales. Trabajo en tiempo real para así mejorar la toma de decisiones. Mejor respuesta y mayor agilidad y precisión en cuanto a las oportunidades del mercado. Aprovechamiento de las inversiones de tecnologías de información existentes en cada organización, reduce la complejidad de la integración con una reducción del costo total de propiedad. Mejora su flujo de caja y reduce la necesidad de préstamos costosos, permitiendo implementar funcionalidades clave a medida que se requieran y de acuerdo con sus necesidades de negocio. Atiende los requerimientos locales y las obligaciones jurídicas. Proporciona un soporte a diferentes idiomas, nóminas y gestión de capital humano. Potencia la productividad de la compañía. Mejora el control de costos y gastos. Ofrece un control corporativo riguroso y completo con una visibilidad absoluta de toda la empresa.

-Fuente: portafolio.co

Leave Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *