Qué es un ERP y cómo puede ayudar a una empresa

Qué es un ERP y cómo puede ayudar a una empresa

Explicamos, de forma sencilla y didáctica, qué es un software de Enterprise Resources Planning (ERP) y sus principales ventajas para las empresas.


erp-empresas-01ERP, siglas que corresponden a Enterprise Resource Planning, un tipo de software de gestión corporativa que lleva años implantándose en las grandes compañías del mundo y que, poco a poco, está aterrizando también en las pequeñas y medianas empresas.

Aunque normalmente nos refiramos al ERP como una solución en sí misma, es más apropiado considerar a este tipo de herramientas como un conjunto de soluciones que, integradas, permiten a cualquier trabajador o directivo acceder a una visión global de todos los procesos que afectan a la empresa.

Así pues, los ERP unen los distintos módulos y programas que antaño estaban divididos y separados en silos para que interactúen entre sí y faciliten una mayor eficiencia a la hora de gestionar recursos, mejorar la operativa diaria o manejar el capital humano o financiero.

Cómo funciona un ERP

Como decíamos anteriormente, una solución ERP puede ser considerada como un software de gestión integrada que combina diferentes módulos de funcionamiento (que pueden estar dentro del propio aplicativo ERP o de forma externa, pero siempre conectados al ERP) que almacenan toda la información en una misma base de datos, proveyendo así de una información completa, de 360 grados, a los distintos grupos de trabajo de la compañía.

erp-solucionesEn ese sentido, las soluciones de un ERP suelen comprender a programas de gestión contable, recursos humanos, ventas, compras, manejo de proveedores y gestión interna, pero también de gestión logística, de planificación de la producción o, incluso, de gestión de la relación con los clientes (CRM).

Al tener toda la información concentrada en una única base de datos, es posible crear nuevos aplicativos de negocio sobre ella, de forma sencilla, de modo que el ERP permite a las empresas adaptarse a nuevas necesidades de información y de flujos de datos que puedan surgir en un futuro. Además de la visión que proporciona el propio ERP, a éste se le puede añadir también módulos de Business Intelligence o Business Analytics, de modo que podamos analizar con mayor detalle toda esa información y realizar previsiones más certeras sobre las necesidades que tendremos en la cadena de producción, de proveedores, clientes, etc.

Principales ventajas de un ERP

  • Obtener una visión global, actualizada y unificada de todos los procesos operativos, financieros, de producción y de logística de la empresa, lo que permitirá una mejor toma de decisiones.
  • La integración de datos de diferentes áreas, como la de ventas y la de producción, permitirá una mayor eficiencia, ya que todos los equipos involucrados podrán conocer en todo momento las necesidades de la compañía y actuar en consecuencia.
  • Aumento de la productividad gracias a la mejora de los flujos de información, previsión y analítica.
  • Reducción de los errores humanos en la comunicación dentro de la empresa y de previsión ante picos de trabajo o en la gestión del stock. Y es que, gracias al ERP, en el momento que un trabajador añada un elemento al sistema, el resto de empleados a los que pueda afectar de alguna forma recibirán una notificación y podrán adecuar sus pedidos a proveedores, sus procesos comerciales o su gestión con los clientes a la situación real de la empresa.
  • Mayor seguridad al integrar toda la información de la compañía en un único sistema, en lugar de en distintos programas que pueden estar, o no, desactualizados o presentar fallos de seguridad. En este caso, las soluciones ERP suelen presentar un grado de seguridad muy alto, junto a un soporte técnico 24×7 que garantiza la integridad de todos los datos confidenciales que salvaguarda.
  • Coherencia de la información: En muchos casos, al apostar por soluciones disgregadas, los datos con los que opera cada equipo son distintos, lo cual puede dar lugar a problemas de índole comercial y de producción, pero también regulatorios, al no cuadrar la información alojada en cada uno de estos programas. Ello obliga a un equipo humano a revisar manualmente todos los datos hasta detectar los errores, algo que se evita al usar un ERP que unifica todos los flujos de información.
  • Menores costes a la hora de implementar un nuevo módulo de información. Al contar con una completa base de datos que incluye todos y cada uno de los parámetros de la compañía, es muy sencillo desarrollar cualquier nuevo aplicativo que sea necesario para extraer nuevo valor de la información de la empresa.

-Fuente: ticbeat.com

Leave Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *